EDICIÓN ESPECIAL: Como generaciónes de camboyanos americanos adoptan a dos culturas

Laura Som tenía solo seis años cuando fue secuestrada y abandonada durante una de las atrocidades más sangrientas de la historia: el Khmer Rouge. Miró a su madre rodeada en un charco de su propia sangre, golpeada casi muerta. Som fue secuestrada y nunca volvió a ver a su padre. Se desmayó, perdió sus recuerdos y reprimió sus experiencias del genocidio camboyano hasta que volvieron a aparecer en sus pesadillas. Estas experiencias no son infrecuentes para los muchos camboyanos que vivieron el genocidio. En solo cuatro años del reinado del Khmer Rouge, casi dos millones de personas murieron como resultado de ejecuciones en masa, abuso, malnutrición y enfermedades. El genocidio de Camboya bajo el régimen de Pol Pot duró desde 1975 hasta 1979 y destruyó aproximadamente 25% de la población del país en 1975. Paul San, un residente de Los Ángeles, vivió en los campos de exterminio desde los nueve hasta los 13 años. Todavía sueña con eso y compara su experiencia con Loung Ung, autor de "First They Killed My Father". Para enfrentarlo, San enfocó su energía en la educación. Hoy es ingeniero. "Oh, Dios mío, es una pesadilla", dijo San. "Cuando era joven, tenía pesadillas y, mientras crecía,

By | 2019-04-29T02:44:57-07:00 Apr 29, 2019 | 2:21 am|Categories: HP News|Tags: , , , , , , , |

SPECIAL ISSUE: How generations of Cambodian Americans in Long Beach are embracing two cultures

The 1.5 and second generation of Cambodian Americans are finding new ways to retain their roots, while acclimating to the diverse Long Beach population.