Protestores marchan bajo el pasto de Bluff Park.
Opinions

EDICIÓN ESPECIAL: Para ganar cambios en la política local, tenemos que hacer mas que solo votar

Es ruidoso afuera. Megáfonos, chalecos de seguridad y pósters de todos los colores ensucian a la multitud de manifestantes. Cientos de voces gritan las mismas frases al unísono, caminando por las calles empedradas de Long Beach mientras el tráfico está atascado. Algunos pitan en molestia, otros en solidaridad.

Para los residentes del 562, esta es una escena familiar. Es una protesta — y funciona. Demostraciones como estas nunca dejan de estar presentes, ni deberían de parar. Esto es una democracia en acción.

Estamos a menos de un año de las primarias presidenciales de los Estados Unidos y un poco más de un mes para determinar quiénes representarán a más de 926.000 californianos como miembros del Senado Estatal, elaborando la legislatura de la quinta economía más grande del mundo. Como muchos debaten sobre quién se sentará en la Oficina Oval durante cuatro años, la mitad de los asientos de nuestro consejo municipal estarán listos para ser reemplazados.

Es posible que haz estado condicionado a creer que tu voto no importa, pero esto es incorrecto. Votar es bueno, pero no es suficiente. Si te importa mejorar cualquier cosa, debes de hacer más que votar. Tu voz importa en todas niveles.

Existe un precedente en la historia global de residentes preocupados tomando acción directa para marcar la diferencia. Las protestas, sentadas, redacción de cartas, campañas de banca telefónica y demostraciones públicas son formas de acción directa que han sido causas de verdaderos cambios económicos y sociales. Sabemos de movimientos de derechos civiles liderados por activistas afroamericanos y homosexuales en los década sesenta. Pero hay una historia local de acción directa que ha resultado en cambios que podrían beneficiar a las comunidades diversas  de Long Beach.

Durante el año pasado, el Concejo Municipal de Long Beach debatió muchos elementos que movilizaron a los locales de todas las tendencias políticas para exigir apoyo por su parte.

Los ejemplos de alto perfil incluyen los elementos de la Propuesta de Presupuesto del Pueblo que se abren paso en el presupuesto de la ciudad y la Medida WW que se aprobó en noviembre de 2018 después de haber sido colocada en las boletas locales debido de una petición impulsada por los votantes. Debido a los esfuerzos de los activistas locales, Long Beach tendrá un fondo para brindar asistencia legal a los inmigrantes y protecciones en el lugar de trabajo para prevenir el abuso de los trabajadores de los hoteles.

Es importante recordar que habrá pérdidas, como las hay con cualquier cosa. Los intentos de colocar las iniciativas de control de renta en las boletas electorales han fallado. Pero estos no deberían disuadirlos de luchar por nuestras comunidades. La pérdida es una oportunidad para aprender, no para renunciar. Renunciando es la única verdadera pérdida.

Votar es importante porque puede dar poder a las personas que realmente quieran que el mundo sea justo para todos. “Puede” es la palabra operativa.

Los oficiales locales y estatales que elegiremos en el año que viene emitirán votos de acuerdo con sus personalidades y políticas propuestas, pero si los elegimos, estas personas no están obligadas por contrato a cumplir sus promesas para nosotros: el público.

Es por esto que debemos estar listos para levantarnos, salir y hacer claro que estén cumpliendo con nuestras demandas políticas, que beneficiarán a nuestras comunidades. Mientras nos preparamos para votar en una serie de elecciones, recuerda que los servidores públicos deben trabajar para nosotros, no al revés.

Para mí, estas pólizas incluyen derechos sin consideración por su estatus legal, la protección de los locatarios y la responsabilidad por las injusticias cometidas por la policía. Una comunidad saludable lucha por un fondo de defensa legal, protecciones en el lugar de trabajo y denunciar nacionalistas fuera de nuestra ciudad. Es posible que estos éxitos nunca hayan ocurrido sin la movilización, la acción y el sacrificio de los locales preocupados.

Lo único que me arrepiento es no haber hecho mi parte para movilizarme por las causas progresistas en las que creo, pero eso cambiará. Si puedes, te animo a que hagas lo mismo. Nuestras voces serán más importantes que nunca en estos tiempos tumultuosos.

Un mundo mejor es posible, pero te necesita. Nos necesita a todos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Daily 49er newsletter